A todos/as nos gusta la experiencia de salir en buena compañía y disfrutar de una buena ración de ostras.

En La Ostrería queremos que vuestra experiencia, tanto si es la primera vez que comes ostras, como si ya eres un fan incondicional, sea inmejorable.

Pero a veces, queremos disfrutar de ellas en nuestra casa, por que tenemos una cena especial, una celebración, o, simplemente, nos apetece.

Os damos una serie de consejos para que comer ostras en casa.

Comer ostras en casa

Lo más importante: elegir un buen producto

La calidad y frescura de las ostras es primordial. Las ostras son un producto fresco y vivo, por lo que su buena conservación ha de estar garantizada.

Por eso, tenéis que adquirirlas siempre en un sitio de confianza que os garantice ambas cosas.

En La Ostrería puedes encargar y venir a recoger tus ostras, o si lo prefieres, podemos llevártelas dónde tu nos digas.

Nuestras ostras son de gran calidad y por supuesto tienen garantía de frescura.

También podemos aconsejarte, si no lo tienes claro, sobre qué variedades puedes llevarte. Recuerda que siempre disponemos de varios tipos de ostras para que puedas elegir según tus gustos.

Conservación

Si no vas a consumir las ostras inmediatamente, es importante que las conserves perfectamente.

Lo ideal es colocarlas en la nevera con una toalla de papel humedecida (no empapada).  El rango de temperatura ideal para ellas es de entre 5 -10 grados.

Colocarlas sobre hielo es buena idea solo si no van a estar mucho rato así ya que, si el hielo llega a derretirse, además de aumentar la temperatura paulatinamente, la ostra podrá llegar a sumergirse en agua dulce y acabar muriendo.

Es aconsejable además que las coloques por su parte cóncava hacia abajo para que así conserven mejor el agua interior y aguanten frescas más tiempo.

Siguiendo todas las indicaciones para su conservación, pueden estar unos días en perfecto estado.

Abrir las ostras

Si vas a abrir las ostras en casa es importante que tengas todo lo necesario.

Es fundamental utilizar un cuchillo específico para abrir ostras. Además, si no tienes mucha experiencia con la apertura de ostras, te recomendamos que protejas tu mano, con un paño de cocina o un guante específico.

En este vídeo te enseñamos como abrir correctamente las ostras.

En cualquier caso, si quieres tenerlo aún más fácil, en La Ostrería podemos proporcionarte las ostras pinchadas o abiertas. Eso sí, en este caso serán para consumir muy pronto.

  • Las ostras pinchadas te ahorran el paso más complicado a la hora de abrir una ostra. De esta forma, en casa, solo tendrás que introducir el abreostras y cortar el músculo. Las ostras pinchadas deben consumirse a las 2 o 3 horas máximo desde su apertura.
  • Las ostras abiertas estarán ya listas para su consumo pero precisamente por eso tendrás que tener en cuenta que deberán comerse en un plazo máximo de media hora desde su apertura.

Presentación

Si tienes invitados en casa, querrás presentar las ostras de una forma más vistosa.

Una de las formas más habituales es colocándolas sobre hielo picado o bien sal gorda, lo que además te permitirá colocarlas de una forma ordenada.

Además, en la mesa deberás colocar algún cubo para desechar las conchas.

Hay personas que prefieren disfrutar de las ostras sin ningún condimento, pero otras prefieren por ejemplo echar limón o pimienta. Deberás prever estos casos y disponer de un plato con todos los aderezos.

Y ahora ¡solo queda disfrutarlas!

¿Buscas dónde degustar una amplia variedad de ostras frescas? Recuerda que en La Ostrería, en pleno centro de Zaragoza, estamos especializados en este molusco tan delicioso. ¡No dudes en visitarnos!