Ostras en San Valentin

La llegada de San Valentín nos invita a disfrutar con nuestra pareja de una cena romántica.

Aunque siempre es un buen momento para degustar unas buenas ostras, en esta fecha se convierten en protagonistas de muchas veladas, ya que, por tradición, se identifica como uno de los alimentos más adecuados para una cena especial en pareja.

Hay varios motivos por los que consumir ostras en San Valentin es una magnífica idea:

  • Aunque es un alimento asequible del que podemos disfrutar todo el año, se identifica con la imagen de un manjar ideal para celebrar ocasiones especiales.
  • Las ostras son una excelente elección para una comida ligera. En San Valentin preferimos disfrutar de una cena en la que prime el sabor y la calidad por encima de la cantidad. Por eso, lo habitual es decantarse por la preparación de platos más bien ligeros.
  • No hay que olvidar la tradición, y es que a las ostras siempre se les han atribuido propiedades afrodisíacas.

Pero ¿Qué hay de cierto en esto último? ¿Realmente las ostras tienen propiedades afrodisíacas?

Como hemos hablado en anteriores ocasiones, las ostras son un excelente alimento, ya no solo por su sabor, si no por su valor nutricional, ya que nos aportan una serie de nutrientes esenciales para nuestro organismo.

Algunos de estos nutrientes tienen algunos efectos beneficiosos para nuestra salud, y, en concreto, para nuestra sexualidad. Estos son algunos ejemplos:

Su alto aporte en zinc, un oligoelemento esencial, se asocia con un aumento de la libido en hombres y mujeres.

Las ostras nos ofrecen un interesante aporte de vitaminas como la A, la B, la C y la D. En concreto esta última, la vitamina D, es fundamental para el rendimiento sexual.

El omega 3 es un excelente ácido graso fundamental para muchas de las funciones de nuestro cuerpo y presente de forma significativa en las ostras. Desde el punto de vista de la sexualidad, el omega 3 contribuye a una buena vasodilatación, y por tanto un buen funcionamiento de los órganos sexuales.

En general, podemos decir que las ostras nos ofrecen un aporte extra de energía y todo ello a través de un alimento muy ligero y fácil de digerir. ¡No podemos pedir más!

En cualquier caso, tengan propiedades afrodisíacas o no, lo cierto es que las ostras son el alimento estrella en una ocasión tan especial como San Valentin. Aunque podemos convertirlas en protagonistas de muchos eventos, esta fecha parece ser especialmente señalada para disfrutar de todo su sabor.

Sea como fuere, y tal como escribió Manuel Vázquez Montalbán en su libro “Recetas Inmorales”:


“No se trata de buscarle tres pies al gato de una supuesta cocina afrodisiaca, sino de concebir el comer en compañía como una situación afrodisiaca en sí misma, sobre todo si la química de los alimentos se corresponde con la de los comensales”.  

¡Esperamos que disfrutéis de este día !