Entre nuestro servicios y siempre pensando en la comodidad del cliente tenemos la opción de que el cliente encargue sus ostras para llevar.

Es tan fácil como presentarse personalmente y llevárselas o mejor aún, llamar antes, encargarlas para una hora determinada y pasar a recogerlas.

Hay tres opciones de retirarlas:

  • Abiertas: en este caso el cliente se lleva las ostras abiertas para simplemente llegar a casa y disfrutar de ellas. Es recomendable ingerirlas en un máximo de media hora desde su apertura en La Ostrería.
  • Pinchadas: otra opción es llevárselas pinchadas. Es el proceso más complicado a la hora de abrir una ostra. En La Ostrería le ahorramos ese paso para que simplemente tenga que introducir el abreostras y cortar el músculo. Además tiene como ventaja que la ostra nos aguanta perfectamente de 2 a 3 horas conservada en una nevera.
  • Cerradas: para aquellos que disfruten abriendo ostras esta es su opción. En este modo la ostra se conserva varios días en la nevera sin ningún problema. Si no vive en Zaragoza, o no espera invitados hasta dentro de unos días esta opción se ajusta a sus necesidades perfectamente.